Los proyectos de demolición consisten en derribar de manera ordenada y seguridad todos los elementos que entorpezcan o dificulten una obra. Esta actividad está considerada de alto riesgo ya que se trata de destruir algo que ya está construido sin afectar las zonas aledañas y evitando el daño a los trabajadores. Por lo tanto, solo debe realizarse por empresas profesionales, capacitadas y con la maquinaria pesada idónea.

Riesgos de una demolición:


Durante una demolición, debes estar siempre atento a las indicaciones del personal o líder, ya que este tipo de maniobras siempre implicará riesgos, entre los que se encuentra:

  • Caídas desde niveles superiores
  • Exposición a productos tóxicos
  • Golpes por objetos
  • Picaduras por clavos u objetos punzocortantes
  • Fracturas


Medidas preventivas en una demolición


Antes de iniciar con la demolición, la empresa especialista deberá realizar una inspección detallada de todo el edificio, además de conocer la antigüedad, estado actual, niveles, características y las técnicas de con las que se construyó el inmueble.

Conoce algunas medidas de prevención:

  • La demolición debe hacerse planta por planta, iniciando por el nivel superior
  • Limpiar el material que caen en las plantas para no sobre saturar los niveles restantes
  • No arrojar el escombro al vacío, este se debe retirar con canaletas para evitar accidentes